La actualización sobre la actualización

Hola, aquí Diana ^ _ ^ Hoy escribo con motivo de otra importante actualización sobre el futuro de mi blog y contenido en general.

Como creo que ya dije en su momento, ahora mismo me encuentro en un punto en que quiero replantearme la forma en que he estado gestionando el blog y otros tipos de contenido. Lo cierto es, desde que empecé con todo esto, mi intención siempre ha sido la de dar una imagen lo más profesional posible. Pero, seamos honestos, he hecho una labor lamentable al respecto. No tanto por falta de intenciones sino porque no he sabido plantearlo del mejor modo posible, y seguía tirando adelante con la esperanza de que todo se arreglara.

Llegados a este punto, necesito tomarme más tiempo para poder planificar y gestionar todo aquello sobre lo que invierto mis esfuerzos. Por ello quería hoy anunciar algo que me desagrada, pero que veo necesario para seguir adelante en mi futuro: la historia de “El día que conocí al señor M” dejará de ser actualizada de forma periódica. Esto no es un intento de excusa porque no haya escrito el capítulo y quiera escribir el bulto, no. Lo tengo, en mi PC, y tenía la plena intención de publicarlo este fin de semana. El problema está en que, debido a este esfuerzo constante por publicar cada dos semanas, la calidad general de los capítulos está resultando mucho peor de lo que yo había anticipado. Como escritora, y porque ya me conozco lo suficiente como tal, sé que puedo hacer un mejor trabajo. Y eso es lo que voy a hacer, aunque tenga que pagar el precio de echarme atrás en mis intenciones. Todavía sigo teniendo en mis planes revisar y publicar aquí los capítulos ya lanzados al público, y no tengo ninguna intención de borrarlos de Wattpad, tampoco. Pero esta decisión que, de cara a mi futuro como escritora, siento que necesitaba tomar. Ya no sólo por publicar o no, sino por seguir disfrutando de una actividad que, a fin de cuentas, es mi pasión, como siempre lo ha sido. Escribir es mi vida, pero con el estrés creciente de los últimos meses, la he ido convirtiendo en algo que me desagrada, y eso lo quiero cambiar.

En esa misma línea, voy a cambiar en general la forma en la que he ido gestionando todas mis contribuciones y la que viene a ser mi huella digital. Quería aportar una imagen profesional y formal que no tiene nada que ver conmigo ni como soy, y creo que eso me ha acabado perjudicando. Porque se pilla antes a un mentiroso que a un cojo y, cuando alguien solo pretende ser algo, esto también se nota, por mucho que finjamos ignorancia. Quiero ser más cercana y cálida con aquellas personas con las que he compartido mis escritos, y que han dedicado un tiempo de su vida para poder leerlos. Para mí, no existe mayor forma de agradecimiento que esa, y por ello, necesito afrontar este cambio. Como todo, estamos en un proceso de aprendizaje, y es aceptando estas situaciones y haciendo algo al respecto como maduramos y crecemos como personas.

Sin más que añadir, gracias por leer (y por lo que sigáis leyendo), y espero que paséis un día fantástico ; )

Actualización Blog 14/05/2017

Para la entrada de hoy, quería hablar un poco sobre la situación actual del blog, así como de mis planes a medio-largo plazo. Como algunos habrán podido notar, la web ha permanecido algo inactiva en las últimas semanas. A pesar de mis intenciones por renovar el diseño y pulir fallos, no he sabido encontrar tiempo para poder dedicárselo como se merecía. “La Escritora Onírica” supone un espacio muy importante para mí, pues gracias a este blog tengo una plataforma donde poder publicar y compartir mis escritos con los demás. Pero si quiero que este proyecto siga creciendo y madurando, convirtiéndose en algo más serio, necesito empezar a replantear ciertas cuestiones acerca de cómo lo voy a gestionar de aquí en adelante.

En primer lugar, quiero focalizar todos mis esfuerzos creativos en mi proyecto de novela seriada, “El día que conocí al señor M”. Al tratarse de mi “gran proyecto”, por decirlo de alguna forma, siento que necesita una atención y cuidado mayores que los que le estoy procurando en estos momentos. Por desgracia, esto afectará al ritmo de publicación de relatos y artículos en el blog. Hasta el momento, he tratado de seguir una rutina de publicación bi-semanal, pero para poder dar este nuevo paso, he decidido prescindir por completo de ella. Por supuesto, esto no significa que no vayan a haber más publicaciones fuera de mi novela, pero sí que no van a seguir ningún tipo de calendario. En compensación por esto, “El día que conocí al señor M” pasará a ser publicada también en este blog, y no sólo como enlace externo. Esto, a medida que vaya revisando y editando los capítulos ya redactados, gracias al feedback de algunos lectores.

En segundo lugar, también tengo pensados algunos cambios en la apariencia y organización del blog. Todavía no hay nada decidido, y puesto que soy la única persona responsable de mantener la página, los cambios se irán instaurando poco a poco de forma progresiva. Al igual que con la novela, quiero dedicar un tiempo mayor a planificar y organizar estos aspectos, para poder ofrecer un contenido agradable, de calidad y fácil de navegar, así como dedicarle más tiempo a la promoción.

Por último, quería agradecer a todos aquellos que han estado siguiendo y leyendo mis publicaciones. Incluso aunque seáis pocos, nada me hace más feliz que saber que a alguien disfruta, de alguna forma, de lo que hago y cómo lo hago. Escribir siempre ha sido mi pasión, y si sigo escribiendo a día de hoy, es para ayudar a otros a ser un poco más felices en su día a día ^ _ ^

Os deseo que paséis un día fantástico, y recordad, ¡seguid soñando!