La actualización sobre la actualización

Hola, aquí Diana ^ _ ^ Hoy escribo con motivo de otra importante actualización sobre el futuro de mi blog y contenido en general.

Como creo que ya dije en su momento, ahora mismo me encuentro en un punto en que quiero replantearme la forma en que he estado gestionando el blog y otros tipos de contenido. Lo cierto es, desde que empecé con todo esto, mi intención siempre ha sido la de dar una imagen lo más profesional posible. Pero, seamos honestos, he hecho una labor lamentable al respecto. No tanto por falta de intenciones sino porque no he sabido plantearlo del mejor modo posible, y seguía tirando adelante con la esperanza de que todo se arreglara.

Llegados a este punto, necesito tomarme más tiempo para poder planificar y gestionar todo aquello sobre lo que invierto mis esfuerzos. Por ello quería hoy anunciar algo que me desagrada, pero que veo necesario para seguir adelante en mi futuro: la historia de “El día que conocí al señor M” dejará de ser actualizada de forma periódica. Esto no es un intento de excusa porque no haya escrito el capítulo y quiera escribir el bulto, no. Lo tengo, en mi PC, y tenía la plena intención de publicarlo este fin de semana. El problema está en que, debido a este esfuerzo constante por publicar cada dos semanas, la calidad general de los capítulos está resultando mucho peor de lo que yo había anticipado. Como escritora, y porque ya me conozco lo suficiente como tal, sé que puedo hacer un mejor trabajo. Y eso es lo que voy a hacer, aunque tenga que pagar el precio de echarme atrás en mis intenciones. Todavía sigo teniendo en mis planes revisar y publicar aquí los capítulos ya lanzados al público, y no tengo ninguna intención de borrarlos de Wattpad, tampoco. Pero esta decisión que, de cara a mi futuro como escritora, siento que necesitaba tomar. Ya no sólo por publicar o no, sino por seguir disfrutando de una actividad que, a fin de cuentas, es mi pasión, como siempre lo ha sido. Escribir es mi vida, pero con el estrés creciente de los últimos meses, la he ido convirtiendo en algo que me desagrada, y eso lo quiero cambiar.

En esa misma línea, voy a cambiar en general la forma en la que he ido gestionando todas mis contribuciones y la que viene a ser mi huella digital. Quería aportar una imagen profesional y formal que no tiene nada que ver conmigo ni como soy, y creo que eso me ha acabado perjudicando. Porque se pilla antes a un mentiroso que a un cojo y, cuando alguien solo pretende ser algo, esto también se nota, por mucho que finjamos ignorancia. Quiero ser más cercana y cálida con aquellas personas con las que he compartido mis escritos, y que han dedicado un tiempo de su vida para poder leerlos. Para mí, no existe mayor forma de agradecimiento que esa, y por ello, necesito afrontar este cambio. Como todo, estamos en un proceso de aprendizaje, y es aceptando estas situaciones y haciendo algo al respecto como maduramos y crecemos como personas.

Sin más que añadir, gracias por leer (y por lo que sigáis leyendo), y espero que paséis un día fantástico ; )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s