El otro día, chafardeando por una de las librerías de La Casa del Libro, me topé con este pequeñín en uno de los montones de la sección juvenil. Siendo yo una persona con predilección a las historias de «magical girls» (hasta el punto de que mi propia novela está inspirada por ellas), no pude irme de la tienda sin llevarlo a casa conmigo.

El despertar de la magia es el primer volumen de la saga Mystical, escrito por Marta Álvarez, ilustrado por Laia López, y publicado por la editorial La Galera. Narra la historia de cinco chicas cuyos caminos se entrelazan y que, gracias al poder de unas piedras mágicas, hacen frente a las destructivas criaturas del Caos (los «aberrantes»). Si la premisa resulta familiar, es porque lo es: desde la primera página hasta la última, Mystical destila la esencia de aquellas historias con las que muchos crecieron en su infancia, tales como Sailor Moon, Sakura o Pretty Cure. Por supuesto, aportando los suficientes granitos de arena como para dotar a la narrativa de su propia identidad.

Los personajes son la mayor baza del libro. Son chicas adolescentes que se comportan como tales, de un modo que les da verosimilitud y permite que sea fácil conectar con ellas. No son meros constructos a través de los cuales contar una historia; se perciben como seres vivos con los que nos podemos identificar, reales. La autora va variando el punto de vista en cada capítulo, dejando que el lector vea el mundo a través de los ojos de cada una de ellas. Es una forma bastante ingeniosa de llevar la trama, que a la hora de manejar a tantos personajes protagonistas, logra distribuir de forma equitativa el foco de la atención.

La historia también sabe llevar un buen ritmo, equilibrando los momentos más aventureros con los de…bueno, drama estudiantil. Esto es una historia de «magical girls», después de todo. Sin embargo, no puedo quitarme la sensación de que algunas cosas quizá se resuelven demasiado rápido. El libro hace un trabajo fantástico a la hora de introducirte en los conflictos internos de estos personajes, y en qué hacen para gestionarlos. Esto me gusta, pues refleja la etapa de cambios y de exploración de la propia identidad que es la adolescencia. Pero me decepciona que, en ocasiones, no se exploren estas subtramas con la profundidad que se podría. Da la sensación de que falta algo, de que vemos un cambio en estas personas, pero no el proceso subyacente a él.

No obstante, esa es mi única queja mayor. Hay algunos errores menores en el formato, como algún espacio o letra que falta, pero son lo de menos. Por lo general, he disfrutado mucho de la lectura; no esperaba nada, y me he llevado una muy grata sorpresa. Para adultos, a no ser que les llame la nostalgia de la temática, o este tipo de aventuras juveniles, no creo que encuentren algo de su interés. Estamos frente una novela en un tono similar, por ejemplo, a Percy Jackson y el ladrón del rayo o las novelas ligeras japonesas. Pero para adolescentes, creo que es genial. Sé que al menos, en mi caso, me habría encantado leer algo así de joven.

PS: Como último apunte, felicitaciones también a la ilustradora por su trabajo: ¡me encantan los dibujos! Espero ver también más de ellos en el futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s