Hubo una época donde los Muppets (o como los conocíamos aquí, los Teleñecos) estaban en la cima. Los muñecos de Jim Henson supieron cautivar al público con su gracia y personalidad, llevándonos a través de los grandes rincones de la imaginación, e hicieron un estupendo trabajo para repartir el tercer mejor regalo del mundo después del helado: la risa. Eran seres muy queridos…y entonces, un día, dejaron de ser relevantes.

Puede sonar triste, pero al mismo tiempo, es la realidad. A pesar de que la franquicia tuvo una suerte de reboot/revival cinematográfico con “The Muppets” (2011), y de que este cosechó bastante éxito, su secuela “Muppets Most Wanted” (2014) tuvo una recepción mucho más fría y poco destacable. A día de hoy, no sabemos nada más sobre los Muppets, salvo subidas esporádicas en su canal de YouTube o alguna aparición en espectáculos en vivo.

¿Qué es lo que ha pasado? ¿Cómo hemos llegado a esto? ¿Acaso perdieron los Muppets, realmente, su toque? ¿O quizá tan sólo ha sido cosa del paso del tiempo, de que en la actualidad, la atención de la audiencia ha pasado a otras cosas?

Sea como fuere, ese no es el objetivo de esta entrada. En vez de eso, hoy, en “La Escritora Onírica”, quiero volver al pasado, a un tiempo anterior a mi propio nacimiento. Como homenaje a Gustavo y cía, y a todos los buenos momentos que me han dado, hoy os hablaré de mis cinco razones por las cuales, si no lo habéis hecho, deberíais ver la primera incursión en el cine de los Muppets: “The Muppet Movie” (1979):

muppet-movie-disneyscreencaps.com-9930

1- Es una historia de orígenes.

No, no como esas de Marvel o DC Comics. Pero The Muppet Movie es considerada por muchos una de las mejores películas protagonizadas por los Muppets, y lo es por una razón en concreto: porque es la historia de cómo todos se conocieron. Cuando una rana vive despreocupada, pero feliz, en su pantano, un encuentro inesperado la lleva a emprender un viaje hasta Hollywood. Y en el camino, conoce a todo tipo de personajes variopintos que, al igual que ella misma, tienen un sueño que les gustaría cumplir.

The Muppet Movie no sólo es una película familiar divertida; es la película de cómo se llegó a formar uno de los grupos más entrañables del mundo del espectáculo, contada con mucho humor y al más puro estilo road movie, con pequeños toques surrealistas.

muppet-movie-disneyscreencaps.com-3055

2- Refleja que las palabras tienen poder.

Los grandes acontecimientos siempre parten de algo pequeño; una diminuta chispa para encender la llama del futuro. Como escritora (y más importante que eso, cómo persona), sé que las palabras pueden ser ese algo pequeño. Gustavo nunca se había planteado siquiera ser una estrella de la televisión, ni mucho menos ser rica y famosa. Todo surge de un comentario casual por parte de un hombre cualquiera, que le hace ver que puede utilizar su talento para hacer feliz a mucha gente.

Esta segunda razón es importante (al igual que el siguiente) porque representa algo que podemos rescatar a nuestra realidad del día a día. Piensa, ¿cuándo fue la última vez que dedicaste un cumplido a alguien? ¿Y la última que recibiste tú uno? Aunque a veces parece que no, es gracias a unas pocas palabras que podemos salvar la vida a alguien, o inspirar el coraje para romper barreras. ¡Como en la película! Nos gusta ser egocéntricos y pensar que todo lo que hacemos, nos lo debemos a nosotros mismos; pero eso no siempre es verdad. Porque a veces, para creer en uno mismo…necesitamos que alguien crea en nosotros.

muppet-movie-disneyscreencaps.com-1838

3- El rol del villano.

Esta puede sonar un poco estúpida, pero dejad que me explique. A decir verdad, el villano de la película (Doc Hopper) es lo más genérico en cuanto a villanos se refiere. Su plan tampoco es que sea la panacea: él dirige una franquicia de comida rápida, y quiere que Gustavo sea la mascota de la empresa. En esencia, el típico hombre de negocios que sólo quiere dinero porque…bueno, es el hombre de negocios, y el guión marca que los hombres de negocios son avariciosos..

No, el villano en sí no es lo que me llama la atención; lo es el mensaje que se puede extraer de su participación en la historia. A medida que avanza la película, sus métodos se van volviendo más agresivos, pero al principio Doc Hopper se muestra amable y simpático con Gustavo, para conseguir lo que quiere. Le ofrece lo que, para muchos, sería un trabajo muy bueno de por vida, por no demasiado esfuerzo a cambio. Por desgracia, tiene un precio secundario: estaría ayudando a que otras ranas, ranas como él, acabasen con sus ancas siendo servidas en cubos de comida. Por supuesto, Gustavo lo rechaza.

Es interesante, sin embargo, si volvemos a hacer el traslado al escenario del mundo real. Vivimos en un entorno sazonado por la desesperación y la competitividad perpetua por conseguir un puesto de trabajo; a veces, incluso estamos dispuestos a quebrar nuestros principios, o a renunciar a nuestros sueños, para conseguirlo. Establecer un paralelismo entre Doc Hopper y los hombres de negocio reales no es tan disparatado, como no lo es la situación de alguien que encuentra una buena oferta de trabajo, pero resulta que esta implica renunciar a la vocación o integridad. Por supuesto, cuando ese alguien acepta una oferta así, lo hace porque no tiene otra opción, o la otra opción conlleva mucho riesgo. Y es este riesgo lo que muestra, y el precio que pagan los Muppets por dejar todas sus vidas atrás, en busca de una promesa que ni siquiera saben si va hacerse realidad o no.

muppet-movie-disneyscreencaps.com-7387

4- Es patriótica.

¡Larga vida a los Estados Unidos de América! (aunque yo viva en Europa…)

Hablando en serio, nunca he entendido el por qué de promover la patria a través del arte…o promover la patria, en general. Siempre la he visto una parte muy voluble de nuestra identidad: al fin y al cabo, sólo está ahí porque hemos nacido en un sitio concreto. Si hubiéramos nacido en uno diferente, nos daría exactamente igual; por no hablar de que nunca se sabe qué puede pasar el día del mañana.

Desconozco si Jim Henson era o no patriótico. No obstante, por cómo está introducida y llevada a cabo la escena en particular, al menos se deduce una cierta parodia del hecho de que muchas películas norteamericanas siempre incluyen una referencia al orgullo USA. Y esas cosas me gustan.

5- Canciones para recordar.

Por último, una no puede hablar de The Muppet Movie y no hablar de las que son su mayor cualidad, más allá del humor: la música. The Muppet Movie contiene muy buenas canciones para una película infantil, del tipo que siempre recordamos desde lo más profundo de nuestro corazón. El tema principal, “The Rainbow Connection”, llegó a estar nominada para un Oscar en su momento. Incluso aunque no veas la película, son buenas canciones de vez en cuando, y que denotan un mensaje mucho más profundo de lo que parece.

*************

¿Has visto tú The Muppet Movie? ¿Quieres verla? ¿Qué opinas de mis razones? ¡Puedes dejar tus comentarios en el apartado de abajo! ^ _ ^

PS: Agradecimientos especiales a Doug Walker (Nostalgia Critic) por hacerme redescubrir los Teleñecos, cuando yo también los creía olvidados. A veces los recuerdos sólo están dormidos…esperando a que vuelvas a llamarles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s